Oscarito le entrega la Virgen al Papa

Por: Onnis Tur Pompa

En el Encuentro del Papa Francisco con las familias cubanas en la Catedral de Santiago de Cuba este martes 22 de septiembre, dos familias de la ciudad fueron escogidas para, en representación de las familias en la isla, agradecer al Santo Padre su presencia entre nosotros.

A Oscar Parada y Liset González Rodríguez de la parroquia Santa Teresita junto a sus dos hijas les correspondió obsequiarle al Papa Francisco una réplica de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba. Obsequio que como explicara el P. Leandro Naun, asesor de la pastoral familiar diocesana, era más que un regalo “una acción” pues deberá entregarla a una familia cubana en los Estados Unidos durante el próximo encuentro mundial de familias, a celebrarse en Filadelfia, como sigo de unidad, fraternidad y reconciliación.

 

Oscar Parada, responsable de proyectos en el arzobispado de Santiago de Cuba y Liset González Rodríguez, labora en el Laboratorio Farmacéutico Oriente, nunca imaginaron ser protagonistas de tan trascendental oportunidad. Menos aún sus dos niñas Sabina de tres años y Sofía de solo 1 año, quienes mañana a través de fotos recordarán y tendrán conciencia del hecho.

Oscarito y su familia con el Papa

Para ellos, el haber sido escogidos, es un gran honor, pues “muchas familias se merecían este honor, y al final fuimos escogidos nosotros. Fue una comisión familiar que nos seleccionó para en representación de las familias cubanas regalarle una réplica de la Virgen de la Caridad  al Papa Francisco, que no es cualquier Virgen, es “la Madre de todos los cubanos” y quien guía a las familias en nuestro país”, comentaba Liset y añadía, “Estamos muy felices, ha sido el regalo más grande en nuestras vidas, le agradecemos a Dios por eso, ha sido una experiencia inolvidable, maravillosa, nos sentimos bendecidos, dichosos y muy agradecidos con el Señor”

“Para nosotros fue un obsequio de Dios esta oportunidad de intercambiar con el Santo Padre como familia, tuvimos que entretener a nuestras bebitas durante una hora, otro gran reto porque son muy inquietas, pero además de mucho nerviosismo todo se realizó bien, como estaba previsto. Nos sentimos muy orgullosos de haber representado a la familia cubana dándole este regalo al Sumo Pontífice”, nos dice Oscar.

Todos le vimos intercambiar unas palabras, y la pregunta obligada es qué les dijo… “Transcurrió muy rápido, después del regalo, bendijo a las niñas, nos bendijo a nosotros y nos pidió que oráramos mucho por él, y así lo cumpliremos”.

Para Oscar Parada es la tercera visita papal que vive, “Ahora esta del Papa Francisco bien de cerca. En la visita en marzo de 2012 de Benedicto XVI apoyé en la logística y participé en la misa en la plaza Antonio Maceo, y en 1998 asistí también cuando tenía 11 años de edad, con mis padres, a la misa de Juan Pablo II”

Al terminar el intercambio, Liset apunta una recomendación “El matrimonio es una unión muy especial, que es para toda la vida y recomiendo a todos los matrimonios a que tengan mucha fe, que a pesar de los momentos difíciles de altas y bajas que puedan atravesar, superen las dificultades y prevalezca el amor, la entrega y confianza”