Entrevista al P. Juan Miguel Arregui

Entrevista a Juan Miguel Arregui, superior de los jesuitas en Cuba

Texto: Sergio Lázaro Cabarrouy

Fotos:Archivo de la red Loyola de Cuba

Arquidiócesis de La Habana, 19-09-2015/ El P. Juan Miguel Arregui, sj, es vasco y sirve en Cuba desde hace 5 años, en su rol de superior, ha sido clave en la fundación rápido desarrollo de los servicios de formación humana que se realizan desde la red de 5 centros Loyola de Cuba.

Sergio Lázaro: Hace unos tres años, los jesuitas comenzaron una nueva etapa de su presencia social en Cuba con los Centros Loyola: ¿Puede decirnos en qué consiste el trabajo de estos centros?

 

P. Juan Miguel:Los Centro Loyola intentan responder a los desafíos más fuertes que la población nos presenta. En primer lugar, la educación y la formación de los niños, adolescentes y jóvenes. Para ello hemos implementado tres tipos de actividades: el programa "Cuesta arriba” que intenta ofrecer una educación integral con formación en valores, repaso escolar, inglés e informática; los Talleres Convivir, donde se ofrecen dinámicas para trabajar los valores básicos de la convivencia y la cátedra de Arte, donde se ofrece formación para las habilidades artísticas. Para los adultos se ofrecen diplomados en Informática e Inglés. Y finalmente los cursos para cuentapropistas y cooperativas, en las que se les entrenan en los elementos básicos para llevar adelante una pequeña empresa.

SL:¿Cuáles son los destinatarios priorizados?

PJM:Los niños, adolescentes y sus familias. Los adultos con necesidad de una formación complementaria par progresar en la vida. Y finalmente la atención a los mayores a través de cursos de sensibilización y apoyos asistenciales cuando lo requieren.

SL:¿Qué logros han podido verificar en este corto tiempo de servicios?

PJM: En principal logro es la complicidad del Centro con las familias del entorno, como lo indica la duplicación de matrículas de un año a otro. El compromiso de las familias en la formación en valores y aprendizajes, que acompañan y refuerzan a sus hijos en esta educación complementaria que el Centro les ofrece. Los  buenos resultados tanto a nivel de comportamiento, como a nivel de resultados escolares de los niños/as.

SL: ¿Cuáles son las principales dificultades?

PJM:Necesitamos crecer en una alianza mayor con las escuelas del entorno, de m todo que no nos miren como competición sino aliados en la formación de los niños/as. Y la necesidad de una mayor confianza desde la instancias del gobierno local hacia nuestros Centros. Poco a poco se va logrando, pero queda bastante camino para llegar a la situación ideal.