Autoras: Mayté Madruga y Yarelis Rico
Foto: Archivo de la revista Palabra Nueva

Arquidiócesis de La Habana 16/09/15 / El padre Eloy Ricardo Domínguez Martínez, párroco de Ntra. Sra. de la Merced y San José, en Bauta, se encuentra en estos momentos al servicio de la comisión organizadora de la arquidiócesis habanera para la visita del Papa Francisco a Cuba,  así como de la coordinación de su encuentro con los jóvenes, en la tarde del 20 de septiembre en las afueras del Centro Cultural Padre Félix Varela.

“Esperamos con ansias las palabras del Papa Francisco a los jóvenes, subrayo a todos los jóvenes, sean creyentes o no, cubanos o de otras latitudes. Para dicho encuentro se ha concebido un momento de animación anterior a las palabras del Papa, con el fin de acoger, animar y ayudar a la escucha y reflexión de todos los jóvenes interesados, no solo en ver al Sumo Pontífice, sino en escuchar y apreciar el testimonio de un hombre comprometido con Cristo y con la humanidad. 

Resulta especialmente interesante la existente exhortación del Santo Padre a todos los jóvenes,  a fin de que estos luchen sin desmayar por hacer realidad su sueños, sin caer en el “acostumbramiento ni la superficialidad”, comenta el padre Eloy.

La Misión Juvenil en los parques de La Habana en estos días se encuentra recorriendo y visibilizándose en vario espacios. 

Para el párroco “los parques son lugares de encuentros para los jóvenes. Por ello no hemos querido pasar por alto esta oportunidad  para compartir nuestra alegría por la visita del Santo Padre. Para animarles a abrir su corazón y su mente a los valores universales y eternos, es decir: cristianos; implícitos en los mensajes del Papa”.

El padre Eloy espera una extensa participación de los jóvenes en el encuentro, al que también deben asistir muchachos de otras provincias del país.

Durante toda la etapa preparatoria a la visita han existido excelentes relaciones de cooperación y apoyo mutuo, basadas en un diálogo respetuoso y cordial, entre la Iglesia y las autoridades cubanas.

El encuentro con los jóvenes se prevé como una de las actividades más hermosas y emotivas de la visita, por eso el padre Eloy expresa: “el Santo Padre vienen a hablarles a todos los jóvenes, tanto a los católicos como a los que no lo son. Cuando un padre habla a sus hijos no establece distinciones, de credo o ideología; solo le interesa hablarles al corazón y a la razón, porque un padre siempre anhela lo mejor para sus hijos. Y el Papa Francisco es un verdadero padre”.