A la espera del Papa Francisco

Por: María C. López Campistrous

Arquidiócesis de Santiago de Cuba, 14 de septiembre de 2015 / En horas de la noche de este 14 de septiembre la TV cubana transmitió a las 8.30 pm por el canal Cubavisión una entrevista a Mons. Dionisio Guillermo García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, con motivo de la ya muy cercana visita apostólica a Cuba del Santo Padre Francisco.

El conductor del programa “Esquina 500” apuntó al comienzo de la misma a esta tercera visita a Cuba de un Pontífice. Mons. Dionisio, como lo ha repetido en las últimas semanas, le decía que para él y para todos los católicos realmente es una gracia que Dios ha querido regalarlos a los católicos y a todos los cubanos, y de manera muy sencilla presentó estos tres acontecimientos: 1998 Juan Pablo II, Mensajero de la Verdad y la Esperanza, 2012 Benedicto XVI, Peregrino de la Caridad y ahora 2015, Francisco, Misionero de la Misericordia.

 

Interesante resultó el análisis de los 80 años de relaciones ininterrumpidas entre la Santa Sede y el gobierno cubano, aniversario que se cumple en este año. El Arzobispo señaló como muy importante la presencia del Nuncio Apostólico y de la Nunciatura (la “embajada” del Vaticano en La Habana), como posibilidad de diálogo aun en los momentos más difíciles de las relaciones Iglesia-Estado.

En la última parte de la entrevista, afirmó el Sr. Guzmán presentador y conductor del espacio televisivo la alegría de los santiagueros, pues tendrían la oportunidad de recibirle y saludarle en su propia ciudad; afirmación confirmada por Mons. Dionisio, quien aprovechó entonces para explicar el programa general de la visita a Cuba del papa Francisco y especialmente de las celebraciones en El Cobre, la eucaristía que presidirá el Santo Padre en la Basílica Santuario de Nuestra Señora de la Caridad y en la Catedral de Santiago de Cuba. En ambas celebraciones estarán presentes representantes venidos desde todas las diócesis cubanas, desde Pinar del Río hasta Baracoa.

Como primicia anunció la apertura por el papa Francisco de un Año Jubilar Mariano con motivo de los 100 años de la petición de veteranos y simpatizantes del Ejército Libertador el 24 de septiembre de 1915 al papa Benedicto XV de proclamar a la Virgen de la Caridad del Cobre Patrona de Cuba, petición que fue contestada afirmativamente el 10 de mayo de 1916.