Escudo Obispo Cienfuegos

Mensaje radial del obispo Mons. Domingo Oropesa Lorente, transmitido por la emisora provincial “Radio Ciudad del Mar”, en horas de la tarde del día 6 de septiembre del 2015, por la fiesta de la Virgen de la Caridad el día 8, en Cienfuegos

Queridos hermanos y hermanas que viven en nuestra geografía diocesana: provincia de Cienfuegos y municipio de Trinidad: Dios nos concede la gracia de vivir un año más la Fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre. ¡Qué alegría tan inmensa poder conmemorar a nuestra Madre del cielo aquí en la tierra!

Queremos dar las gracias a nuestra Emisora Provincial “Radio Ciudad del Mar” (y a las Emisoras Municipales) y a las autoridades por la oportunidad de ofrecerles a todos ustedes un nuevo mensaje por la Solemnidad de nuestra Madre del cielo.

 

Estamos ya finalizando el novenario en todas nuestras comunidades y hemos meditado algunas de las obras de misericordia, tanto corporales como espirituales: Día 1. Enseñar al que no sabe; Día 2. Dar consejo al que lo necesita; Día 3. Corregir al que se equivoca; Día 4. Perdonar a quien nos ofende; Día 5. Consolar al triste; Día 6. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo; Día 7. Rogar a Dios por vivos y difuntos; Día 8. Visitar y cuidar a los enfermos; Día 9. Dar de comer al hambriento. Y todo esto ofrecido por la próxima visita del Papa Francisco a Cuba que estará con nosotros como Misionero de la Misericordia.

Quisiera hablarles sobre la costumbre, el hábito, de tratar con la Virgen que está viva en cuerpo y alma en el cielo y junto a cada uno de nosotros, y que las diversas Imágenes nos la recuerdan y nos la hacen muy cercana y nos motivan y nos llevan a dialogar con Ella. La Virgen es una mujer única, una persona humana extraordinaria. Es inmaculada, pura, nunca obró mal, siempre fue fiel a Dios, nunca dañó a ningún ser humano, nunca se aprovechó de nada ni de nadie, se entregó totalmente al plan de Dios y para bien de todo el género humano, sufrió en vida considerablemente, especialmente al pie de la cruz, estuvo presente y orante al inicio de la vida de la Iglesia.

Por lo tanto, hablar y escuchar a la Virgen es hacerlo con una persona inigualable, incomparable, porque, además, a todo lo dicho sobre la Virgen María, hay que añadir lo más importante: siempre amó, siempre ama. Esto nos debe llevar a pensar que siempre, siempre, somos amados por ella. Pero, esto debemos buscarlo, sentirlo y guardarlo. No encontraremos a ninguna persona humana como la Virgen María para unos fructíferos encuentros, diálogos y apoyos seguros. La relación, el trato, la amistad con la Virgen nos edifica, nos reconstruye y nos hace mejores. Si para todo hijo o hija la figura de una madre, de una buena madre, le construye la vida por y con amor, ¿cómo no nos va ayudar el amor maternal de la Virgen de la Caridad de El Cobre? Dos refranes prácticos: “Quien a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija”, y,  “Dime con quién andas y te diré quién eres”.

Pero, ¿de quién ha recibido la Virgen María su vida, su pensar, sentir y obrar, así como su capacidad de ser Madre de todos? De Dios, del Dios Trinitario: del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. La Virgen María es la obra maestra de Dios. Por esto, al acercarnos a Ella como hijos, como necesitados, siempre encontramos un corazón abierto, compasivo, acogedor, como el de ninguna otra persona humana. Porque, además, Dios nos ama en la Virgen. Nuestra Patrona tiene el título del amor de Dios: la Caridad. Este título nos ayuda a comprender como es María: la llena del amor de Dios siempre y para siempre. La Virgen siempre ama, siempre nos ama. Al acercarnos a Ella sentiremos cariño, ternura y comprensión.

Y tampoco podemos olvidar que ninguno de nosotros, cada uno de nosotros, puede asemejarse a la Virgen, ser comparable a Ella. Nosotros, los seres humanos, no siempre somos amor, pues somos capaces del odio, de la venganza, del retirar de nuestra vida a los demás, incluso produciendo muertes de nacidos y de no nacidos. Todo esto, con más o menos frecuencia, a más o menos hombres y  mujeres,  con más o menos intensidad, lo apreciamos por doquier. Y, sin darnos cuenta, lo copiamos, lo adoptamos y lo ejecutamos, e incluso pudiera ser que se nos anime y animamos a mantener esos comportamientos como si fueran los mejores. Todo eso es pecado, es malo, es destructivo. La Virgen nos ayuda a ser distintos y a no aceptar esos comportamientos sino rechazarlos y no enseñarlos a nadie.

Cada año la Fiesta de la Virgen de la Caridad de El Cobre nos llena de gozo y de esperanza porque nos recuerda su presencia amorosa en Cuba durante más de cuatrocientos años. ¡Cuántas súplicas han sido dirigidas y se dirigen a la Virgencita! Podemos decir que millones y millones. Y afirmamos, sin equivocarnos, que seguirán siendo más y más los millones de súplicas y acciones de gracias a nuestra Patrona, año tras año.

Hay otro acontecimiento que quisiera resaltar: el próximo sábado, día 12 de septiembre, a las 09:00AM en la Catedral, en el parque Martí, el diácono Marcelo Díaz, si Dios quiere, será ordenado sacerdote. Todos ustedes están invitados, a todos ustedes les invito a orar la Virgen de la Caridad por nuestro hermano para que siempre sea fiel a Cristo en nuestra diócesis cienfueguera. Nos hacen falta muchos sacerdotes y deben salir de nuestras comunidades, además de los que se ofrezcan de otras partes de la Iglesia, como ya lo hacen muchos, y a los que siempre les estaremos eternamente agradecidos. Oremos y pidamos al Señor de la mies que no pare de enviar trabajadores a su mies en la provincia de Cienfuegos y en el municipio de Trinidad.

Si Dios quiere la próxima semana ofreceremos un mensaje en relación con la visita a Cuba del Papa Francisco. ¡Qué gran regalo de Dios para todos nosotros! ¡Ah!, y algo muy importante: el próximo año 2016 celebraremos los cien años de la Declaración de la Virgen de la Caridad de El Cobre como Patrona de Cuba, oremos a la Virgen para que el Papa Francisco pida feriado el 8 de septiembre.

En nuestra Diócesis, por la Fiesta de la Caridad, además de los novenarios, tendremos el día 8 misas, celebraciones de la Palabra y diecisiete procesiones.

Relación de Procesiones de la Virgen de la Caridad del Cobre

           Cienfuegos-Centro        07:00 PM          Procesión - Misa

           Palmira                                    06:00 PM          Misa– Procesión.

           Cruces                                     09:00 PM          Misa– Procesión.

           Lajas    07:30 PM          Misa– Procesión.

           Potrerillo          08:00 AM          Misa– Procesión.

           Rodas                                     07:00 PM          Procesión – Misa.

           Cartagena                                08:00 AM          Misa- Procesión.

           Abreus                                     08:00 PM          Misa – Procesión.

           Covadonga                              08:00 AM          Procesión – Misa.

           Aguada de Pasajeros               05:00 PM          Misa – Procesión.

           Campiña                                  08:00 PM          Procesión – Misa.

           Perseverancia                          06:00 PM          Procesión – Misa.

           Santísima Trinidad       07:00 PM          Misa – Procesión.

           Ariza                           10:00 AM          Misa– Procesión.

           Castillo                                    06:00 PM          Celebración de la Palabra-  Procesión.

           Arimao                                     07:00 PM          Procesión-Misa.

 

            Peregrinación de Caunao y Tulipán al templo de Buenavista: 07:15PM en la Fábrica de Barquillas.

           

            ¡Que la Virgen de la Caridad nos lleve al cielo con Ella y para siempre! ¡Que Dios los bendiga a todos ustede