Imprimir
Categoría: COCC
Visto: 936

Mons. Emilio Aranguren Echevarría, Obispo de Holguín

La Habana, 8 de diciembre de 2016: El Papa Francisco nombró este 6 de diciembre a monseñor Wilfredo Pino Estévez como Arzobispo de Camagüey. La Iglesia en Cuba se alegra de la noticia y pide oraciones para que el Señor le asista en este servicio que ahora se le ha confiado.

Mons. Willy nació en Camagüey el 12 de octubre de 1950. De 13 años ingresó en el Seminario Menor "San Basilio Magno" en El Cobre. Posteriormente se trasladó al Seminario "San Carlos y San Ambrosio", en La Habana.

Recibió la ordenación presbiteral por la imposición de las manos del entonces Obispo de Camagüey, S.E. Mons. Adolfo Rodríguez Herrera (hoy Siervo de Dios) el 1º de agosto de 1975 para servir a la hoy Arquidiócesis de Camagüey.   

                        

De 1975 a 1980 fue vicario parroquial de Nuevitas. Posteriormente, hasta 1988, estuvo en la parroquia de Florida. Durante ese tiempo -1985 a 1995- prestó su servicio como Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias. De 1988 a 1994, fue párroco de Santa Cruz del Sur. En 1994 fue nombrado Párroco de La Merced y Rector de la Casa Diocesana.

En el año 1997 coordinó el Comité Diocesano que preparó la visita del Papa Juan Pablo II a Camagüey. A partir del 2004 fue vicario episcopal para la ciudad de Camagüey. Fue también director del Boletín Diocesano de Camagüey.

El 13 de diciembre de 2006 (hace 10 años) se publicó su nombramiento como Obispo de Guantánamo-Baracoa y recibió la Ordenación Episcopal el 27 de enero de 2007 en la Plaza Pedro A. Pérez, de la ciudad de Guantánamo, por Mons. Juan de la Caridad García Rodríguez, arzobispo de Camagüey, junto al Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, arzobispo de La Habana y Mons. Pedro Meurice Estíu, arzobispo de Santiago de Cuba. Tomó posesión de la diócesis el mismo día, después de la consagración episcopal.

Actualmente es el Presidente de la Comisión Nacional de Comunicación de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

El lema episcopal del Arzobispo electo de Camagüey es: “Confía en el Señor y haz el bien” (Salmo 37,3)