Raynor Rivera Licea

 

Diócesis de Bayamo-Manzanillo, Catedral de Bayamo, 7 de agosto de 2016:“Solo podemos decir que Jesús es el Salvador cuando nos sentimos salvados por Él”, sentenció monseñor Álvaro Beyra Luarcaen la Santa Misa en honor al Santísimo Salvador, patrono de la parroquia de la Santa Iglesia Catedral, de la ciudad de Bayamo y de la Diócesis de Bayamo-Manzanillo, celebrada el sábado 6 de agosto último, en el templo catedralicio ubicado en el centro de la Ciudad Monumento Nacional, al sureste de Cuba.

 

El prelado dijo que a pesar de las dificultades, de nuestras miserias, de nuestro pecado: el Señor nos salva. Solo Él puede llevar al hombre a su plenitud.

 

La Transfiguración -afirmó- debe ser el modelo de nuestra experiencia de Dios hasta el encuentro definitivo con Él, cuando disfrutaremos plenamente de la Salvación. En el monte Tabor, Pedro, Santiago y Juan perciben por primera vez que en Jesús había “algo” distinto. Ese “algo” lo confirmarán luego con la Resurrección. La Transfiguración fue un “fogonazo” que les permitió descubrir en Jesús al Hijo de Dios.

 

El Obispo enfatizó que la oración y toda acción litúrgica “debe llevarnos a vivir esa experiencia, ver con claridad la acción salvadora del Hijo de Dios en medio de la Historia de la Humanidad, que es Historia de Salvación”.

 

“Que el Señor nos conceda, como a los apóstoles, la claridad para sentirnos salvados y podamos comunicar a los demás esa paz, alegría y esperanza que brota del encuentro con el Resucitado.”

 

A la celebración eucarística, que acontece cada año en el contexto de la solemnidad de la Transfiguración del Señor, asistieron presbíteros, consagradas y laicos de comunidades próximas a la ciudad de Bayamo, que por estos días vive sus fiestas populares, cuya raíz se remonta a la celebración patronal instaurada por los españoles hace más de 500 años.