María de los Ángeles Sánchez Sori

 

Diócesis de Cienfuegos, Cienfuegos, 17 de marzo de 2016: Las 24 horas de Oración iniciaron en la Santa Iglesia Catedral de Cienfuegos el viernes 4 de marzo, a las 6:00 p.m., con el rezo de Vísperas. 

 

A las 8:00 p.m. tuvo lugar el ejercicio del Via Crucis concluyendo con la Adoración Eucarística, hacia las 11:00 de la noche. 

 

Las horas de la madrugada transcurrieron serenamente hermosas, una belleza, tranquila, con unos cantos suaves y preciosos, adaptados al momento que estábamos viviendo, hubo otros ratos de oración de alabanza, acción de gracias, petición de reparación al Señor, dirigidos, pero con mucha tranquilidad y silencios prolongados.

 

 

A las 7:00 de la mañana del sábado 5 se rezaron las Laudes y continuó el tiempo de adoración.

 

Al mediodía los niños y sus catequistas, con gestos hermosos estuvieron presentes adorando a su Señor.

 

Fue mucha gente, llegaron hermanos y hermanas de otras comunidades de la ciudad, niños, adolescentes, jóvenes, personas mayores, hombres y mujeres. El frío del clima y algo de lluvia no impidieron que fueran a calentarse el corazón en la presencia del Amado a lo largo de todo el día y el tiempo que hubo en la noche.

 

A las 6:00 de la tarde con el rezo de las Vísperas, concluyeron las 24 horas para el Señor, siguiendo la iniciativa del Santo Padre, para vivir especialmente esta Cuaresma.

 

En varios momentos el padre Rafael Muñoz se dirigió a los presentes invitando a compartir la oración por los hermanos y hermanas que se han alejado, los cristianos perseguidos y martirizados y por las necesidades de la Iglesia. Hubo también ratos especiales para orar por los sacerdotes, consagrados y las vocaciones.

 

La invitación es a seguir siempre en la presencia del Señor y que nos vaya diciendo en cada momento lo que quiere de nosotros.