Texto: Juana Ma. Salazar, Yuliana Denis y Nirian Ana Peña y Dic  Ángel Pentón  

Santa Clara, 7 de agosto de 2014 / Tres han sido, en la diócesis de Santa Clara, las sedes de las Jornadas para educadores este año. La primera fue Camajuaní, donde del 21 al 25 de Julio y organizado por las Hermanas Teresianas se celebró por segundo año consecutivo un Taller de Verano.

Al encuentro asistieron 32 docentes de Vueltas y Camajuaní, con el objetivo de intercambiar experiencias de la práctica docente. Se ofrecieron 4 conferencias: Ética pedagógica: incidencia del ejemplo del profesor en el proceso enseñanza-aprendizaje, El sentido de ser docente, El profesor y la espiritualidad y Claves cristianas en la vida y obra de José Martí, esta última brindada también en Santa Clara junto a Valores cristianos del educador.

Este año, el Taller se realizó –al igual que en Sancti Spiritus- en los salones de la Iglesia Presbiteriana.
 
En Santa Clara, la VII Escuela de Verano “Maestra Nicolasa” sesionó del 28 de julio al 1 de agosto en el Obispado con alrededor de 100 participantes. Se dio inicio con una Misa de Acción de Gracias presidida por el obispo Mons. Arturo González, quien exhortó a los educadores presentes a saber germinar como el grano de mostaza que cayó en tierra buena, para que el fruto de sus trabajos esté orientado hacia el mejoramiento de la persona humana.

Por su parte, Sancti Spíritus dio inicio, el 4 de agosto, en los 500 años de fundación de la Villa, a la IV Escuela de Verano “Padre Noya”. Profesores académicos de la tierra del Yayabo impartieron para los casi 40 asistentes 4 conferencias: Como construir un Proyecto de Vida, Bioética: ética del tercer milenio, Patrimonio de la ciudad de Sancti Spiritus y Reconciliación personal, social y con la naturaleza.

En las 3 sedes se desarrollaron un total de 12 talleres que abarcaron diversas temáticas y que permitieron el intercambio y propuestas para la vivencia de la vocación magisterial.



 

Actualizado ( Viernes, 08 de Agosto de 2014 16:06 )