Celebrada Eucaristía en el Cementerio en la festividad de los Fieles Difuntos

Texto y foto: Tania Gómez Rodríguez

Diócesis de Pinar del Río, 3 de noviembre de 2014 / Recordando a los familiares y amigos que han partido a la Casa del Padre, se celebró en la mañana de ayer, 2 de noviembre, la Eucaristía en el reconocido por el pueblo  como Cementerio Católico de la ciudad de Pinar del Río.  

En la homilía Mons. Jorge E. Serpa, Obispo Diocesano, invitaba a los presentes a reflexionar sobre la dimensión espiritual del ser humano. La presencia en un día como éste de tantas personas en el cementerio llevando flores, limpiando sepulturas, y orando por sus seres queridos, nos recuerda la dignidad del cuerpo humano,  pero también la necesidad de prepararnos durante la vida para el encuentro final con Dios.

En medio de un cielo nublado, se abrían paso los rayos del sol que bañaban las bóvedas de los Obispos Diocesanos, lugar donde se celebró la Eucaristía.

“Venimos del polvo y hacia él volvemos” (cfr. Gn 3, 19), pero con la certeza de que la muerte no tiene la última palabra, pues nuestro Dios es un Dios vivo que quiere que cada uno de nosotros vivamos eternamente con Él. Construyamos este camino hacia el Padre de forma tal que podamos disfrutar del abrazo eterno al encontrarnos con Él.

 

Actualizado ( Lunes, 03 de Noviembre de 2014 20:58 )