No images found!
 
No images found!

La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano

 

Por: María C. López Campistrous
Fotos: Mercedes Ferrera y María C. López


Arquidiócesis de Santiago de Cuba, 30 de septiembre de 2014 / La noche del lunes 29 de septiembre fue presentado en el Salón de la Hospedería, aledaña a la Basílica Santuario de Nuestra Señora de la Caridad en El Cobre, el volumen “La Virgen de la Caridad del  Cobre en el alma del pueblo cubano”, de Emilio Cueto; compendio que cierra toda la labor investigativa, histórica y de coleccionismo de su autor, cubano radicado en los Estados Unidos desde el año 1961.

 

Para desandar este maravilloso sendero, en el que una y otra vez la Virgen de la Caridad sale y va al encuentro de sus hijos, la velada comenzó con la interpretación de las Décimas a la Virgen, del P. Jorge Catasús, interpretada espléndidamente por Vilmita Ramírez.

Mons. Dionisio G. García Ibáñez, anfitrión de esta noche de regalos, presentó a un amigo, a Emilio Cueto, abogado, coleccionista e investigador, escritor… pero la palabra que mejor le define es sencillamente cubano. En su brevísima presentación narró las circunstancias del nacimiento de su amistad, que ya llega casi al cuarto de siglo, durante un encuentro con emigrantes cubanos en los Estados Unidos. Recordaba que no ha habido acontecimiento importante en este tiempo para la iglesia en Cuba, en el que Emilio no haya estado presente o participado de alguna manera.

El Sr. Emilio Cueto comenzó la presentación del volumen con una aclaración: “aunque mi nombre esté escrito en la cubierta del libro, el pueblo de Cuba es su  verdadero autor”, para luego agradecer a Luis Larramendi prestigioso fotógrafo cubano y santiaguero, quien tuvo la gentileza de ceder muchas de sus fotografías, así como fotografiar muchas de las piezas de la colección personal de Cueto (que atesora en su domicilio en Washington); Larramendi es director del sello Editorial Polymita bajo el cual ha sido publicado el libro y a Yamilet Moya, la diseñadora.

Para el autor este bellísimo texto es la historia de un viaje y de un encuentro, ya desde su misma cubierta. La ilustración de Andrés (autor de las más bellas portadas de la revista Carteles) de un guagüero que en La Habana llevaba prendida una Virgencita de la Caridad, se mezcla con la fotografiada sesenta años después en un ”almendrón” en esa misma ciudad.

Era la Virgen que salía a su encuentro, como lo mostrarán las 560 páginas del libro y sus más de 1000 ilustraciones y fotografías.

Con una magistral elocuencia nos fue llevando de la mano de una nueva cronología de nuestra Madre desde el momento de su hallazgo (llega y tiene que “pedir el último” pues ya hay 100 años de evangelización y de otras devociones en la Isla), de cómo de una devoción nueva y local, llega a ser proclamada Patrona de Cuba.

Es muy interesante la división que adopta para tratar la iconografía de la Virgen de la Caridad: la Virgen sola, la Virgen de los seis medallones y la Virgen de los juanes.

Luego el libro en cinco secciones recoge toda esa huella de su entrada en el alma de Cuba: las artes plásticas, la literatura, la música, la radio, el cine y la televisión, y cerrando la danza. Cada una cierra con un inventario de piezas y autores, para que los interesados o expertos puedan continuar indagando y profundizando.

Emilio, con grandes dotes artísticas, nos regaló un relajante momento al leer la Carta de la Virgen de Regla de La Habana a su hermana la Virgen de la Caridad del Cobre en Miami…

Rotunda fue su afirmación: ¡la Virgen de la Caridad viajó sola una vez! Sí, cuando fue hallada en Nipe en el año 1612. A todas las más de 260 ciudades donde se tiene certeza de la llegada de la de devoción a Nuestra Patrona, es a través de los cubanos. No siempre se encuentra en altares y templos, un consultorio médico, un restaurant, un comercio, en las casas de los cubanos allí donde vivan.

Antes de terminar volvió a insistir: es un libro de todos y para todos, y también pretende ayudar y servir a los expertos, incentivarles a que continúen la búsqueda y la investigación. Los allí presentes le agradecieron con un cerrado aplauso durante varios minutos.

Aunque no están aun físicamente los libros, pues no han podido ser extraídos del puerto, Emilio Cueto entregó en propia mano a Mons. Dionisio García un ejemplar de “La Virgen de la Caridad del  Cobre en el alma del pueblo cubano” para ser entregado al papa Francisco.

La música cerró la noche con las interpretaciones de Melvín Rodríguez de A la Virgen (poema musicalizado del P. Rodolfo Sánchez hc), Arasay Machirán (Plegaria a la Virgen de Ernesto Lecuona) y Arasay y el Coro Parroquial del Cobre de Virgen Mambisa. Veneración sería coreada y aplaudida por todos… “Yo no quiero flores, yo no quiero estampas, lo que quiero es Virgen que llene mi alma” una y otra vez.

El libro fue nuevamente presentado en la tarde-noche de hoy 30 de septiembre en la parroquia de Santa Teresita en esta ciudad de Santiago de Cuba, y el próximo martes 7 de octubre a las cuatro de la tarde lo será en la Biblioteca Nacional José Martí.

Ver galería

 

Actualizado ( Jueves, 02 de Octubre de 2014 15:12 )