Texto: Laura M. Fernández


Diócesis de Santa Clara, 29 de agosto de 2014 / En la mañana de ayer, en una sencilla pero emotiva celebración, presidida por el Cardenal Tarcisio Bertone, fue colocada en los jardines del Vaticano una imagen de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre.

Asistieron alrededor de 80 personas: sacerdotes, religiosas y laicos vinculados afectivamente a la Iglesia en Cuba y religiosas que esperan entrar a Cuba. También se encontraban allí el párroco de Esperanza P. Fully con tres jóvenes de la parroquia que lo acompañaron este verano a Italia. Fueron ellos quienes develaron la imagen.

Una lámpara encendida fue colocada a los pies de la Virgen, y será llevada por Mons. Dionisio para colocarla en el Santuario del Cobre.

En la tarde de ayer los obispos cubanos rezaron el rosario con el papa emérito Benedicto XVI.



Discurso del Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado emérito
Bendición de la imagen de la Virgen “Nuestra Señora de la Caridad del Cobre” en los Jardines Vaticanos 28 agosto 2014

Como conclusión de esta devota y conmovedora ceremonia, deseo subrayar un aspecto que sobresale cuando se dirige la mirada a los pueblos latinoamericanos, cuya experiencia está marcada por una profunda, constante y afectuosa devoción a la Virgen.

Realmente María, en la historia latinoamericana, ha sido portavoz del deseo de los pueblos de conocer la buena noticia y de adherirse a la fe en Jesucristo. En ella se ha realizado, con una fecundidad misteriosa, el encuentro entre el deseo de la humanidad y la promesa de Dios.

El documento de Puebla, del episcopado latinoamericano, de 1979, afirmó con claridad que “María no sólo protege a la Iglesia. Ella tiene un corazón tan grande como el mundo y ruega ante el Señor de la historia por todos los pueblos: Esto lo siente la fe popular que confía a María, como Reina maternal, el destino de sus naciones” (n. 289).

En los santuarios que han surgido en todos los países de  América Latina, el pueblo responde a la fe y lo hace con las manifestaciones de su propia cultura y costumbres. En cada santuario mariano se anuncian de nuevo las palabras evangélicas fundamentales: la elección de los humildes como predilectos de Dios, el anuncio de la salvación que María nos da junto a la vida del Hijo, la purificación que guía el camino del hombre, la búsqueda de la luz que ilumina el caminar terreno, el valor en el sufrimiento que abre los corazones a la esperanza, el encuentro con lo sagrado tan presente en el mundo y tan disponible para todos.

En este contexto, el pueblo cubano venera a María como la “Virgen Nuestra Señora de la Caridad del Cobre”, la considera como su Patrona, y la llama sencillamente, con afecto y delicadeza, “Cachita”, experimentando siempre los beneficios de su materna protección. Así lo afirmaba Juan Pablo II, cuando decía que la historia cubana está jalonada de maravillosas muestras de amor a su Patrona.

Ahora, con este solemne rito de bendición de la imagen, colocada en los Jardines Vaticanos, se establece un profundo lazo espiritual entre el Santuario del Cobre y el Vaticano. La novena de oración a la “Virgen Nuestra Señora de la Caridad”, que comienza cerca de la tumba del Apóstol Pedro y que, como un gesto singular de unidad, abrazará a toda la comunidad de fieles de la noble nación cubana, es una ocasión propicia para reforzar los propósitos de caridad, de compromiso solidario, de fe, de renovación. LA CARIDAD NOS UNE.

La benevolencia del Papa Francisco, que conoce este homenaje que hoy estamos dirigiendo a María, en estos Jardines Vaticanos, nos ayude a todos los presentes, y a los que participan a través de los medios de comunicación, a ampliar el horizonte de nuestra esperanza, a hacer más ágil nuestro camino de diálogo fraterno, mediante la reconciliación de toda discordia, el perdón sincero de toda debilidad humana, estando bien fundados sobre la fe en Cristo, que es la roca firme que nos sostiene en medio de las pruebas de la vida.

También el Papa Benedicto XVI, que visitó el Santuario de la Caridad del Cobre, en su inolvidable viaje a Cuba, nos sigue con particular amor y nos envía su afectuoso saludo.

 

Actualizado ( Viernes, 29 de Agosto de 2014 19:39 )