No images found!
 
No images found!

Concierto de música sacra en la catedral habanera

Texto: Yarelis Rico Hernández
Foto: P. Yosvany Carvajal Sureda


Arquidiócesis de La Habana, 16 de abril de 2014 / Noche inolvidable para quienes asistieron el pasado lunes santo, 14 de abril, a la S.M.I. Catedral de La Habana y disfrutaron del concierto de música sacra que contó además con escenificaciones de momentos de la Pasión del Señor, magistralmente interpretadas por reconocidos actores cubanos con el apoyo de jóvenes de distintas parroquias habaneras.

El evento cultural tuvo como preámbulo el mensaje del arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega Alamino, quien animó a vivir los misterios más importantes de la fe, la pasión, muerte y resurrección de Cristo en un tiempo especial para nuestra Iglesia e insistió en la actualización del mensaje evangélico desde cada persona, cada familia y toda la sociedad.

Narraciones y meditaciones entrelazaron un conjunto de diez escenas que apoyadas en citas bíblicas y cantos litúrgicos, captaron los momentos más impactantes de la pasión de Cristo, desde que Juan el Bautista le señala como el cordero de Dios hasta su resurrección. La dramaturgia atravesó, entre otros pasajes, la elección de los discípulos, las Bienaventuranzas, la entrada de Jesús a Jerusalén, la última cena, la oración en el Huerto de los Olivos, el juicio ante Pilatos, el camino hacia el Calvario y la Crucifixión.

La Schola Catorum Coralina y la Coral Juan Pablo II, bajo la dirección de la maestra Alina Orraca, interpretaron piezas del repertorio sacro internacional, apoyados en esta ocasión por Moisés Santisteban en el órgano y otros músicos invitados, entre ellos, José Luis Beltrán en la guitarra, Anolan González en la viola, Mayté Rodríguez en el arpa y el joven cellista y arreglista Alejandro Martínez.

La potente y dulce voz de Ivett Cepeda sobrecogió al público con su interpretación de la marcha procesional “Por la vía dolorosa”, de Billy Sprague y Niles Borop, esta vez con el también sobrecogedor arreglo del cellista Alejandro Martínez. Descalza, sobria en el vestir, la cantante cubana armonizó voz y sentimiento para convertir la representación escenográfica en vivencia real, carnal, palpable.

Obras de Théodore Dubois, Georg Friedrich Händel, Anton Bruckner, César Franck deslizaron emociones imposibles de narrar. Actores jóvenes junto a otros más consagrados conformaron un elenco que tuvo entre las más sobresalientes presentaciones la de Juan Miguel Valero como Jesús de Nazaret y la de Yazmín Gómez como la madre de Cristo. Antoine Cedeño fue el director general del concierto que descansó en la asesoría bíblica del padre Yosvany Carvajal Sureda, párroco de la Catedral y rector del Centro Cultural Padre Félix Varela.

 

Actualizado ( Lunes, 21 de Abril de 2014 17:39 )