Mons. Beyra Luarca señaló que aunque este poblado se encuentra alejado geográficamente de los grandes centros urbanos, Dios ha querido hacerse presente también aquía través del testimonio de las hermanas Misioneras Siervas del Espíritu Santo, y las exhortó a continuar siendo en su día a día, signos desu amor salvífico y multiplicar ahora, que son mejores las condiciones de infraestructura, las acciones de evangelización.

La hermana Rany, coordinadora de la comunidad establecida aquí en marzo de 1998 y que ahora queda bajo el patrocinio de la Beata Madre Josefa, agradeció a todos: al Obispo, los ingenieros y trabajadores a pie de obra, colaboradores, padres de la SVD, a las hermanas y la comunidad cristiana por su contribución material, pero sobre todo por la oración y acompañamiento.

Una de las súplicaselevadas al Señor en la Oración de los fielesexplicitó la aspiración de las hermanas: “Que esta casa religiosa que hoy inauguramos sea lugar de acogida y anuncio de tu Palabra para alegría y salvación de todos.”

Las SSPS es una congregación religiosa fundada por San Arnoldo Janssen y las Beatas María, Helena Stolenwerk y Josefa, HendrinaStenmanns, el 8 de diciembre de 1889, en Steyl, Holanda;y “llamadas por Dios Uno y Trino desde todas las naciones para ser una comunidad evangélica, consagrada para la misión en el dinamismo del Espíritu Santo”.

Hoy realizan su misión en el servicio socio-pastoral a mujeres, niños, jóvenes y familias; atención a afectados por el VIH-SIDA, ancianos, pobres y marginados; animación misionera, formación de laicos, casas de retiro; servicios de Salud; y educación, desde jardín de infantes hasta Universidad.

En Cuba están presentes desde 1996 y en la actualidad tienen comunidades en Nicaro (Diócesis de Holguín) y Bartolomé Masó y Niquero (Diócesis de Bayamo-Manzanillo).