Formación

Formación litúrgica

XXV. La participación en la Liturgia

Las celebraciones litúrgicas sensibilizan acciones santificantes de Cristo sacerdote. Realmente causan aquellas gracias que por medio de la palabra, el agua, el óleo, la imposición de manos, significan (Jn 3,5;...

XXIV. La Liturgia es obra de Cristo sacerdote y de la Iglesia

En el Nuevo Testamento, de modo especial en la carta a los Hebreos, se reafirma repetidamente el sacerdocio de Cristo. Jesucristo es contemplado como Sacerdote santo, eterno, único (Hb 2,17;...

XXIII. La Liturgia es el ejercicio del sacerdocio de Cristo

Ya en el Antiguo Testamento se había iniciado la esperanza de un Mesías sacerdotal (Gén 14,18; Is 52.53; 66, 20.21; Ez 44-47). En el Nuevo Testamento, el sacrificio de Cristo...

XXII. Lugares que significan la presencia de Cristo en la iglesia

En la iglesia, que es la "casa de Dios", la armonía de los signos que la constituyen deben manifestar a Cristo que está presente y actúa en este lugar (cf....

XXI. El lugar donde se celebra la Sagrada Liturgia

El culto "en espíritu y en verdad" (Jn 4, 24) de la Nueva Alianza no está ligado a un lugar exclusivo. Toda la tierra es santa y ha sido confiada...

XX. El santoral y la Liturgia de las Horas en el año litúrgico

"En la celebración de este círculo anual de los misterios de Cristo, la santa Iglesia venera con especial amor a la bienaventurada Madre de Dios, la Virgen Maria, unida con...

XIX. El año litúrgico como desarrollo del único misterio pascual

A partir del "Triduo Pascual", como de su fuente de luz, el tiempo nuevo de la Resurrección llena todo el año litúrgico con su resplandor. De esta fuente, por todas...

XVIII. El tiempo en la liturgia

"La santa Madre Iglesia considera que es su deber celebrar la obra de salvación de su divino Esposo con un sagrado recuerdo, en días determinados a través del año. Cada...

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados