Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Celebran Eucaristía por el Bicentenario de la fundación de Cienfuegos

por Miguel Albuerne Mesa

Diócesis de Cienfuegos, Santa Iglesia Catedral, 24 de abril de 2019: Con una Misa solemne, presidida por el obispo de Cienfuegos, monseñor Domingo Oropesa Lorente; y concelebrada por Mons. Juan Gabriel Díaz Ruiz, Obispo de Ciego de Ávila; y Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz S.J. Obispo Auxiliar de La Habana y Secretario General de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, la Iglesia festejó los 200 años de la fundación de esta ciudad. También se encontraban en el presbiterio el Secretario de la Nunciatura Apostólica en Cuba y sacerdotes y diáconos de la diócesis.

La eucaristía se celebró a las 8:00PM de la noche del 22 de abril último, en la Catedral, que se encuentra frente al sitio exacto, marcado por una roseta en el parque José Martí donde ese mismo día y mes, pero del año 1819, Don Luis De Clouet, teniente coronel del ejército español, al frente de colonos franceses y de otras nacionalidades, marcaran como punto de partida para la fundación de la Colonia Fernandina de Jagua, luego Villa y más tarde Ciudad de Cienfuegos.

Durante la procesión de entrada se cantó el Himno a Cienfuegos. Los asistentes se unieron al Coro de la Catedral. A la entrada se les había entregado una estampa con la imagen de La Purísima que está en el altar mayor de la Catedral y al dorso estaba la letra cantada del Himno

En un templo abarrotado por feligreses de la ciudad homenajeada e invitados llegados desde otros lugares, se vivieron momentos de oración, agradecimiento y alegría compartida por todo lo recibido como ciudad y, a través de la Virgen Purísima, Patrona de la urbe y la diócesis, como intercesora, pedir a Dios:

  • Por la ciudad de Cienfuegos, para que reine la paz, la prosperidad y el amor entre todos sus hijos
  • Por todos los que, en diferentes etapas históricas, han hecho posible que nuestra ciudad sea llamada la Perla del Sur.
  • Por los que están lejos por diferentes razones para que se mantengan unidos a su ciudad.
  • Por todos nosotros, cienfuegueros presentes, para que vivamos llenos de esperanza y confiados en el amor de Dios.

En la homilía Mons. Domingo luego de ofrecer su saludo a los obispos presentes, a los embajadores de Francia, República Checa y Alemania, a representantes de instituciones culturales, sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos, enmarcó el Bicentenario en la Semana de Pascua, y expresó: “Cristo resucitó, se apareció y sigue vivo. Cienfuegos apareció y sigue vivo. Cristo es la vida. Cienfuegos da y contiene vida. Se refirió además a tres factores relacionados con la formación de los pueblos: Alegría del entorno creado (La Naturaleza), de lo elaborado (Patrimonio) y de lo salvado (La Iglesia.)”.

Llevaron el pan y el vino el diácono José Gómez y su esposa Catalina Cruz; la perla de Cienfuegos como signo representativo de la ciudad el recién sacerdote ordenado Yuniel Alfonso, y la bandera de Cienfuegos, Miguel Albuerne. Estos dos símbolos de la ciudad permanecieron expuestos durante toda la celebración. A la salida del templo se obsequió, a cada participante, un boletín diocesano Pasos dedicado a este acontecimiento por su Consejo de Redacción

Durante todo el día y hasta concluida la misa, la imagen procesional de la Virgen Inmaculada, Patrona de Cienfuegos, permaneció a la entrada de la Catedral para recibir a todos los feligreses que entraran al templo y desde allí bendecir a toda la ciudad en su onomástico y por supuesto a todos los cienfuegueros. El día de la fundación, históricamente, salía en procesión la imagen de la Purísima Concepción, escoltada por el Cuerpo de Bomberos. Pedimos a Dios que esta tradición se recupere en un futuro cercano como un retorno a nuestras raíces cristianas.

En el contexto del aniversario se efectuaron celebraciones preparatorias en las comunidades cristianas de los barrios de la periferia: Buenavista, Tulipán, Las Minas, Junco Sur, Reyna, Pastorita, O´Bourque, Pueblo Griffo y San Lázaro, del 7 al 10 de abril, en las que se rememoró esta importante fecha de la fundación con cantos, oraciones y reflexiones sobre las raíces cristianas de nuestra cultura citadina y cubana. En algunos lugares se concluyó con el canto del Himno a Cienfuegos.

Que Dios siga bendiciendo por los siglos de los siglos a este pueblo grande “por su fe, su trabajo y su unión.” Felicidades, cienfuegueros todos.

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados