Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Schola Cantorum Coralina: las voces celestiales

por Redacción Lumen

Diócesis de Ciego de Ávila, Catedral, 25 de septiembre de 2018: Por un momento los avileños pensamos que en esta ocasión no podría ser. El Teatro Principal ya estaba reservado para un evento del Consejo Provincial de las Artes Escénicas; la sala de conciertos Dr. Enrique Sosa, del Museo de Artes Decorativas, y la Abdala, tampoco estaban disponibles. Entonces una llamada telefónica, los lazos de amistad y la admiración a la maestra Alina Orraca aseguraron su presencia, una vez más, entre nosotros. monseñor Juan Gabriel Díaz Ruíz, obispo de Ciego de Ávila, dijo «sí»: la S.I. Catedral de San Eugenio de la Palma acogería el concierto.

No se trataba de una presentación rutinaria, no. Era nada más y nada menos que otra parada de la gira nacional de la Coralina, que festeja 25 años de labor artística.

Pero luego se presentaron otros escollos. Una promoción deficiente por parte de los responsables de la gira aquí, y la lluvia, atentaron una vez más a la no materialización de la actuación. Sin embargo, la voluntad de los integrantes del coro de la Catedral y su directora Maylén López, el padre Javier Martínez Moradillo, los cantores del Coro Profesional Corávila, de amigos y seguidores de la agrupación en la radio y televisión locales, así como el apoyo de otros que aunaron esfuerzos en divulgar el suceso aseguraron el público.

Así se dejaron escuchar composiciones o arreglos de Roberto Valera, Conrado Monier, Juan Almeida y Alejandro Céspedes; y textos musicalizados de Federico García Lorca y Nicolás Guillén. Como es habitual en sus presentaciones en esta diócesis, hubo un momento para compartir música y emociones junto a Corávila, los «ahijados» de la maestra Alina. Incluso, conformaron un solo y gran coro para regalarle a la audiencia una magistral interpretación de Guayaboso, clásico de Guido López-Gavilán.

La música une a los pueblos, como también lo hace el amor a Cristo. Si esta nos invade en la Casa del Señor, entonces el gozo, sin lugar a dudas, es mayor.

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados