Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Celebran 25 años del Camino Neocatecumenal en Cuba

por P. Arturo Niño C.M. y equipo de catequistas del Ca

Arquidiócesis de Santiago de Cuba, Basílica Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre 7 de noviembre de 2016: Los 175 catecúmenos que caminan en las seis comunidades (cinco en San Luis y una en Mella) unidos a las comunidades madres de Madrid y el País Vasco, acompañados de algunos sacerdotes y fieles de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba, se congregaron el 4 de noviembre último, en la Basílica Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, para celebrar la Eucaristía presidida por monseñor Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba, y dar gracias a Dios por las maravillas realizadas en favor de la parroquia de San Joaquín de San Luis, a través del Camino Neocatecumenal, carisma suscitado por el Espíritu Santo para la nueva evangelización y llevar al pueblo el Concilio Vaticano II.

Entre los numerosos dones que el Espíritu Santo ha impulsado para poner en práctica la renovación deseada por el Concilio Vaticano II está el Camino Neocatecumenal, que en sus estatutos aprobados por la Santa Sede de forma definitiva el 11 de mayo de 2008 es definido como: “un itinerario de formación católica, válida para la sociedad y los tiempos de hoy”, que se ofrece” al servicio de los obispos como una modalidad de realización diocesana de la iniciación cristiana y de la educación permanente de la fe”(Art. 1,2).

El Camino es una invitación a descubrir las riquezas del Bautismo a través de un itinerario que se basa en el trípode Palabra - Liturgia - Comunidad.

Decía el papa Pablo VI: “Nuestro tiempo tiene la necesidad de reemprender la reconstrucción de la Iglesia, casi psicológica y pastoralmente como si comenzase de nuevo, desde cero, por así decir, a regenerarse”.

El Camino está empeñado en este construir en la tarea de la nueva evangelización. Nos ayuda a hacer comprender esta tarea el gran poeta anglo-americano T.S. Eliot en los coros de su libro La Roca, donde hace decir a un coro de obreros palabras adecuadas a este quehacer: “En los lugares abandonados construiremos con ladrillos nuevos. Hay manos, máquinas y arcilla para nuevos ladrillos, y cal para nueva argamasa. Donde los ladrillos han caído construiremos con piedra nueva. Donde las vigas están podridas construiremos con nueva madera. Donde las palabras no se pronuncian construiremos un nuevo lenguaje. Hay un trabajo común, una Iglesia para todos y un oficio para cada uno. Cada cual a su trabajo”. Confiamos esta tarea a la protección de la Virgen María que inspiró a Kiko Argüello -fundador del Camino Neocatecumenal- la tarea de “hacer comunidades cristianas como la familia de Nazaret, que vivan en humildad, sencillez y alabanza”.

En 1991, en la parroquia de San Joaquín de San Luis, pastoreada por los padres paúles y acogidos en la Arquidiócesis de Santiago de Cuba por monseñor Pedro Meurice, iniciaron las catequesis del Camino Neocatecumenal, siendo párroco el padre Arturo Niño c.m.

Este primer anuncio del kerigma fue proclamado por el equipo de catequistas de la primera comunidad de Santa Catalina Labouré de Madrid. Surgió así la primera comunidad de San Joaquín de San Luis, Arquidiócesis de Santiago de Cuba.

En la actualidad el Camino Neocatecumenal está presente en seis comunidades de la parroquia de San Joaquín San Luis con un grupo de 175 hermanos que caminan hacia el nuevo nacimiento en Cristo a través del Bautismo. En tanto, en una comunidad de Las Tunas (Diócesis de Holguín), 45 personas están insertadas en este itinerario de formación.

 

 

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados