Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Nota Informativa - 159ª Asamblea plenaria de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

por P. Ariel Suárez Jáuregui.

La Habana, 6 de abril de 2022: La semana pasada, del 28 al 31 de marzo, se desarrolló en la Casa de Retiros y Convivencias
de El Cobre, la 159ª Asamblea plenaria de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. 
Participaron casi todos los Obispos miembros de la Conferencia y el Nuncio Apostólico de Su
Santidad. Estuvieron ausentes Mons. Arturo González Amador, Obispo de Santa Clara y Mons.
Jorge Serpa Pérez, Obispo emérito de Pinar del Río y Presidente de la Comisión Nacional de
Pastoral Penitenciaria; ambos por motivos de salud. Tampoco estuvo en esta ocasión Mons.
Manuel Hilario de Céspedes a quien en días pasados le fuera aceptada la renuncia como Obispo
de Matanzas, según estipula el Código de Derecho Canónico, por motivos de edad. Los Obispos
presentes en la Asamblea enviaron una carta de agradecimiento y de fraterna comunión a Mons.
Manuel Hilario, al tiempo que agradecieron al Cardenal Juan García Rodríguez, Arzobispo de La
Habana, por su disponibilidad de servicio para acompañar a la diócesis matancera como
Administrador Apostólico. 

La primera jornada del encuentro estuvo dedicada a la oración. Animados por el P. Camilo de la
Paz Salmón, del clero de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba. Los Obispos oraron con la
Palabra de Dios y textos del Cardenal vietnamita Nguyen Van Thuan y de Santa Teresa
Benedicta de la Cruz, en el mundo Edith Stein. La teología de la cruz y el testimonio martirial de
esos hermanos en la fe, influyeron en la tónica y el discernimiento de esos días.

Los Obispos dedicaron tiempo a contemplar y revalorar el don del sacerdocio, teniendo presente
los desafíos, las angustias y las alegrías de los sacerdotes en Cuba hoy. Analizaron y
compartieron criterios sobre la compleja situación por la que atraviesa el país, la creciente
emigración de tantos, fundamentalmente jóvenes, con las consecuencias que esto trae para las
familias y la nación. Igualmente revisaron temas relacionados con el cronograma legislativo
previsto para los próximos meses. Y renovaron la opción de seguir acompañando a los
presbíteros, diáconos, religiosos y fieles laicos para que puedan continuar anunciando la alegría
del Evangelio a nuestro pueblo. Asimismo, se determinaron a potenciar y promover la pastoral
vocacional, para que los jóvenes a los cuales el Señor llama, encuentren el ambiente y
acompañamiento adecuados para responder a la vocación. Por eso, también los Obispos han
revisado la marcha de los Seminarios en el país y han agradecido la labor de los formadores.

Los Pastores continuaron el debate sobre la implementación de Las Líneas guías para la
prevención de abusos de menores y adultos vulnerables. Aprobaron el Manual de
procedimientos al respecto y decidieron establecer un referente diocesano como canal de
escucha para eventuales situaciones. También determinaron la creación de un Equipo
multidisciplinario, de carácter nacional por el momento, que será el encargado de tramitar los
procedimientos estipulados de acuerdo a lo establecido.

Se conoció de la convocatoria para el Encuentro Mundial de Familias en junio venidero en
Roma. Los Obispos acordaron participar con matrimonios implicados en el trabajo de la Pastoral
familiar, un sacerdote y un obispo.

En consonancia con el Mensaje de noviembre de 2021, los Obispos seguirán promoviendo la
verdad de Dios para el matrimonio y la familia, conscientes de que lo que se funda en la verdad,
es lo que garantiza el auténtico progreso y felicidad para las familias y los pueblos.

Los miembros de la Conferencia episcopal estudiaron unas propuestas sobre posibles cambios a
realizar en las estructuras de las comisiones pastorales de la COCC. Tuvieron en cuenta la
promulgación, el pasado 19 de marzo, de la Constitución apostólica Praedicate Evangelium,
sobre la reforma de la Curia Romana.

Se dedicó tiempo a revisar la marcha del proceso sinodal en las diócesis y conversaron sobre las
distintas Asambleas diocesanas que se llevarán a cabo en el mes de junio y de las cuales se
espera y se pide al Señor, una revitalización de la vida de nuestra Iglesia en los tres ejes
fundamentales: comunión, participación y misión.

Casi al finalizar el encuentro, los Obispos tuvieron un fraterno compartir en clima de gran
sencillez y cordialidad, con la comunidad del Seminario "San Basilio Magno", de Santiago de
Cuba.

La cercanía y la presencia de la Virgen de la Caridad aporta a los encuentros de los Obispos en
El Cobre, una nota especial de ese amor del Señor por Cuba y por su Iglesia, que tanto fortalece
en la cruz, refuerza la esperanza en la victoria del Resucitado y por eso, anima y consuela en la
evangelización.

La próxima Asamblea plenaria extraordinaria de la COCC será a finales de julio en la Casa
Sacerdotal de La Habana.

Padre Ariel Suárez Jáuregui.
Secretario Adjunto de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

 

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados