Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Celebra la Iglesia pinareña su Misa Crismal

por Tania Gómez Rodríguez

Fotógrafo Rafael Ángel Bernal Castellanos

Diócesis de Pinar del Río, 24 de marzo de 2022 - El pasado 23 de marzo, el clero de la Diócesis más occidental del país, renovó sus promesas sacerdotales frente a su obispo, Mons. Juan de Dios Hernández Ruíz, S.J. Minutos más tardes se consagraban los santos óleos que serán utilizados durante el año en la administración de algunos sacramentos de la Iglesia. Era la celebración de la Misa Crismal en la Catedral de San Rosendo.

La preparación para este momento comenzó en la tarde del 22 de marzo, al iniciarse la reunión de los Agentes de Pastoral en la Casa Diocesana “Ntra. Sra. de Loreto”. Habían sido convocados para vivir como clero la experiencia sinodal correspondiente a la etapa de escucha.

En la noche nos visitó el P. Yosvany Carvajal, párroco de la Catedral de La Habana y director del Centro Cultural “P. Félix Varela”. Impartió la conferencia “El Matrimonio en la Sagrada Escritura”, a propósito del Proyecto del Código de las Familias.

El día 23 fue dedicado al diálogo personal con Dios a través de un retiro animado también por el P. Yosvany. Era parte de la preparación a la celebración eucarística que vivirían en horas de la tarde.

Durante la homilía Mons. Hernández, invitaba a reflexionar en el valor de la unción que Dios les hacía: La unción que recibimos por parte de Dios es garante y continuidad de que por nosotros y a través nuestro, Él permanece y acompaña a su Pueblo. Es la gran diferencia de la Iglesia y una institución cualquiera. Ungidos, nos toca ver los signos pequeños que llevan dentro de sí el gozo del Evangelio, hacérselo descubrir a nuestra gente, día a día, para que crezca en la esperanza y para que aprenda a encontrarlos cada día”. De igual modo animaba a los sacerdotes a permanecer firmes a pesar de las difíciles circunstancias en las que muchas veces deben vivir su ministerio, y recordaba la importancia de permanecer al lado del pueblo: “Queridos todos, cuando las circunstancias pretendan destruirlo todo, cuando parece que se viene abajo la obra realizada, y el miedo quiera imponer su dictadura, entonces, nos reunimos y “celebramos” como hizo Jesús en la noche abrumadora de la Pascua. No nos olvidemos que la cosecha ya empezó en Jesús resucitado.”

Al concluir la celebración, Mons. Hernández, en nombre de la Diócesis, agradeció el servicio prestado por el P. Gianfranco Falconi, misionero de Verona que ha compartido con nosotros durante 20 años su vocación de entrega a Dios y en el mes de abril regresa a su Italia natal.

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados