Formación

Moniciones - I Domingo de Cuaresma (Ciclo C) - 6 de marzo de 2022


Monición de Entrada:

Queridos hermanos: En este Primer Domingo de Cuaresma la liturgia nos invita a celebrar nuestra fe en el Dios del amor y la misericordia. Hoy, Jesús nos enseña que solo desde la fidelidad a la voluntad del Padre, que nos invita a poner la mirada y el corazón en el Evangelio, podemos resistir a las tentaciones del maligno. Iniciemos nuestra celebración dejando en las manos del Señor nuestras tristezas y sufrimientos, acudamos a Él con el propósito de dejarnos transformar por su bondad, en este tiempo en que nos preparamos para celebrar con gozo la resurrección de nuestro Salvador. 

Moniciones a las Lecturas:

Primera Lectura: (Deuteronomio 26,4-10)

En la siguiente lectura se nos presenta la profesión de fe del Pueblo de Israel, expresada en forma de ofrenda al Señor.

Salmo Responsorial: (del Salmo 90)

Segunda Lectura: (Romanos 10,8-13)

En la Carta a los Romanos, San Pablo nos habla de la fe vivida y proclamada, como medio idóneo para alcanzar la salvación.

Evangelio: (Lucas  4,1-13 – Se omite el Aleluya)

El Evangelio de hoy se centra en la fidelidad Jesús a la voluntad del Padre, ante las tentaciones del demonio. ¡Escuchemos atentamente!

Oración de los Fieles:

R/ Señor, aumenta nuestra fe.

  • Por la Iglesia; para que en medio de las dificultades que vive hoy, logre conducir a todo el Pueblo de Dios según el espíritu cuaresmal. Oremos.
  • Por los que gobiernan, para que en su actuar promuevan la paz, la libertad, la prosperidad y la concordia entre todos. Oremos.
  • Por todos los que sufren a causa de las guerras y las migraciones, para que no permitan que sus necesidades los aparte del camino del bien y la verdad. Oremos
  • Por los laicos de nuestras comunidades cristianas; para que sean auténticos testimonio de fe en medio de nuestro pueblo. Oremos.
  • Por quienes se han alejado de Jesús a causa del pecado de los cristianos, para que descubran nuevamente la presencia del Señor en sus vidas. Oremos.
  • Por todos nosotros, para que vivamos este tiempo de Cuaresma con un verdadero propósito de conversión y nos dejemos iluminar por la Palabra de Dios y por su misericordia. Oremos.

Comunión:

En este momento de la Comunión dirijamos la mirada a Jesús, que es fiel a la misión que el Padre le encomendó. Que su presencia en medio de nosotros fortalezca nuestra fe y nos ayude a vencer las tentaciones con la fuerza de su Palabra.

Envío:

Queridos hermanos: Vivamos la Cuaresma desde este primer domingo, con intensidad espiritual. Fijemos la mirada en Jesús y no dejemos que las tentaciones de este mundo nos hagan perder la fidelidad a Dios y la alegría del Evangelio. Seamos para el mundo el rostro del amor.

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados