Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Clausura del Año “San Antonio Maria Claret” en la Arquidiócesis de Santiago de Cuba

por P. Juventino Rodríguez.cmf.

Arquidiócesis de Sntiago de Cuba, Catedral, 17 de febrero de 2022: Ayer, 16 de febrero de 2022, cuando se estaban cumpliendo ya los 171 años de la llegada del nuevo Arzobispo, Antonio Maria Claret, a su Arquidiócesis de Santiago de Cuba, se celebró en la Catedral la solemne Misa de Clausura de este “Año de San Antonio María Claret”.

La presidió monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba, y le acompañaban también el Arzobispo de Camagüey, Mons. Wilfredo Pino, el obispo de Bayamo-Manzanillo; Mons. Álvaro Beyra, y el obispo de Holguín, Mons. Emilio Aranguren y su obispo auxiliar Mons. Marcos Pirán. No pudo asistir Mons. Sivano Pedroso, Obispo de Guantánamo-Baracoa, territorios todos que en tiempos de Claret formaban parte de la inmensa Arquidiócesis de Santiago de Cuba. 

Concelebraron también todos los sacerdotes de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba y varios sacerdotes de las Diócesis anteriormente mencionadas. Participaron todos los religiosos y religiosas, juntamente con numerosos fieles de las distintas parroquias, llenando la bella Catedral de Santiago.

La  solemne Eucaristía hizo memoria de San Antonio María Claret y desde las lecturas del día, el padre Camilo Salmón, sacerdote de la diócesis, evocó en la homilia la vida de Claret en su etapa de Arzobispo de Cuba, destacando su profunda espiritualidad y su ardor misionero para afrontar con valentía y compromiso la tarea pastoral en su extensa diócesis. Destacó también su amor y devoción entrañable a la Virgen de la Caridad del Cobre y animó a todos a que su vida y su estilo misionero siga siendo referencia para el quehacer pastoral no sólo en esta Arquidiócesis, sino en toda Cuba.  

Mons. Dionisio García Ibáñez, después de la bendición, tuvo palabras de agradecimiento al Señor por haber podido celebrar, a pesar de las dificultades de la Covid-19, el Año de San Antonio María Claret. Expresó su gozo agradecido por tener en Cuba a San Antonio María Claret como Patrono de la Catequesis, de las Misiones, por haber tenido en el Oriente cubano la presencia de Claret con su impronta misionera y comprometida ante las graves situaciones que le tocó vivir.

Agradeció también la presencia de los cuatro Obispos, signo de comunión agradecida del paso de Claret por sus actuales diócesis. 

Tuvo palabras de agradecimiento para los Misioneros Claretianos y para las Misioneras Claretianas, fundadas junto con la Madre Antonia París en el mismo Santiago de Cuba, por su continuada presencia y tarea misionera. Finalmente, agradeció a todas las parroquias por estar allí y fortalecer así la comunión de toda la Diócesis que quiere seguir el estilo misionero de San Antonio María Claret.

Pero faltaba otra invitación del Sr. Arzobispo: venerar la reliquia de San Antonio María Claret y pedir su protección. Así lo hizo él mismo primero, seguido de los Obispos, los sacerdotes y todo el pueblo fiel. 

Como acto final del Año San Antonio María Claret, allí mismo, en la Catedral, se visionó por primera vez un videoclip evocando a Claret en su llegada a Santiago de Cuba... Linda canción interpretada de manera entusiasta por los jóvenes de las parroquias de Santísima Trinidad, Santa Lucía, de la Familia Laical Claretiana de Santiago de Cuba y el grupo de jóvenes de Songo La Maya.. Videoclip grabado por un equipo técnico de manera profesional y gratuïta y que, a través de la música y la danza, nos encara maravillosamente a todos a un gran compromiso: “QUIERO SER COMO CLARET” , “COMO CLARET... QUIERO SER.”

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados