Formación

XVI Domingo del Tiempo Ordinario (Ciclo B) - 18 de julio de 2021


Monición de Entrada:

Queridos hermanos: En este decimosexto domingo del Tiempo Ordinario, la liturgia nos presenta a Jesús, como el Pastor que mira siempre con los ojos del corazón, para acoger nuestras necesidades y entregar a todos el pan de su Palabra, porque hoy más que nunca, todos tenemos necesidad de palabras de verdad que nos guíen e iluminen nuestro camino. En estos momentos de sufrimiento y creciente tensión social en nuestro pueblo, dirijamos la mirada a Cristo, porque solo Él, que es el camino, la verdad y la vida, puede darnos la fuerza que nos hace mensajeros de la verdad y la esperanza para todos los cubanos.

Moniciones a las Lecturas:

Primera Lectura: (Jeremías 23, 1-6)  

Las palabras del profeta Jeremías que escucharemos, están encaminadas a poner la esperanza en un Pastor que congrega y cuida sus ovejas.

Salmo Responsorial: (Salmo 22)

Segunda Lectura: (Efesios 2, 13-18)

En el siguiente fragmento de la carta a los Efesios, san Pablo anuncia que en Cristo todas las naciones formamos el único pueblo de Dios.

Evangelio: (Marcos 6, 30-34)

El verdadero descanso consiste en estar con Cristo, porque Él, a pesar del cansancio, no deja de ser cercano. Aclamemos el Evangelio.

Oración de los Fieles:

R/ Escúchanos, Padre.

  • Por la Iglesia; para que en medio de las dificultades, sea instrumento de concordia, de reconciliación y de paz. Oremos.
  • Por nuestros obispos, sacerdotes y diáconos; para que sean verdaderos pastores para esta Iglesia que peregrina en Cuba. Oremos.
  • Por nuestros gobernantes; para que en situaciones sociales, económicas y políticas conflictivas, sean arquitectos de diálogo y de paz. Oremos.
  • Por los enfermos del coronavirus, los que sufren carencias materiales y los que han sido injustamente privados de libertad; para que en ellos se manifieste la bondad y la justicia que vienen de Dios. Oremos.
  • Por las familias cubanas; para que en sus hogares sea valorada la riqueza de la vida y la presencia de los abuelos. Oremos.
  • Por nosotros y todos los cubanos; para que Jesús, Buen Pastor, nos sostenga en la epidemia y en la crisis. Oremos.

Comunión:

Jesús, que es el Buen Pastor, nos invita a mantenernos siempre unidos a Él. En este momento de la comunión, pongamos en sus manos todas nuestras angustias e incertidumbres, porque solo Cristo puede conducirnos a la unidad y la concordia, mediante el amor fraterno.

Envío:

Hermanos: Todo discípulo del Señor Jesús, necesita vivir un tiempo de sosiego, de paz y encuentro íntimo con el Señor y también está llamado a ser en todo momento, sal y luz del mundo. Volvamos a nuestro entorno habitual, renovados con la presencia de Cristo en nuestras vidas para anunciar a los demás, su mensaje de amor, de reconciliación y de paz.

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados