Formación

El Cuerpo y la Sangre de Cristo (Ciclo B) - 6 de junio de 2021


Monición de Entrada:

Queridos hermanos: Hoy celebramos la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, por eso la liturgia nos recuerda la institución de la Eucaristía, en torno a la cual la comunidad cristiana se reúne cada domingo.

Esta fiesta de Corpus Christi es un misterio de atracción y de transformación en Cristo, es escuela de amor concreto, paciente y sacrificado, como el de Jesús en la Cruz. Dejémonos transformar en esta celebración por el Cuerpo y la Sangre del Señor, alimento de salvación que nos comunica la Vida Nueva y Eterna y nos invita siempre a salir al encuentro de los demás.

Moniciones a las Lecturas:

Primera Lectura: (Éxodo 24, 3-8)

El relato del libro del Éxodo que escucharemos, nos habla de la alianza salvadora que Dios hace con su pueblo.

Salmo Responsorial: (Salmo 115)

Segunda Lectura: (Hebreos 9, 11-15)

La siguiente lectura nos presenta a Jesús como el Cordero de la Nueva Alianza, cuya sangre perdona los pecados de la humanidad.

Evangelio: (Marcos 14, 12-16. 22-26)

El Señor, en su Cena Pascual, ofrece su Cuerpo y su Sangre como el don de la Nueva y Eterna Alianza. Aclamemos el santo Evangelio.

Oración de los Fieles:

R/ Escucha, Señor, nuestra oración.

  • Para que la Iglesia, en la que participamos de un mismo pan y un mismo cáliz, llegue a ser un solo cuerpo en Cristo Jesús. Oremos.
  • Para que los gobernantes, los comunicadores y todos cuantos llegan a los corazones de nuestro pueblo, promuevan el bien y los auténticos valores de la familia y el matrimonio. Oremos.
  • Para que tantos hombres y mujeres que viven cansados y agobiados por las actuales circunstancias, encuentren en Jesús el alivio y la fuerza. Oremos.
  • Para que quienes están impedidos de celebrar la Eucaristía, se sientan siempre unidos a la comunidad cristiana en el amor de Jesús. Oremos.
  • Para que aumenten las vocaciones sacerdotales en nuestra patria. Oremos.
  • Para que todos nosotros descubramos en cada Eucaristía, el amor misericordioso de Jesús, que es el Camino, la Verdad y la Vida. Oremos.

Comunión:

Recibir el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, nos lleva a la comunión en la comunidad cristiana y con la Iglesia. Fijemos ahora la mirada en el Señor que se nos da como alimento de salvación.

Envío:

Hermanos: La presencia de Cristo en la Eucaristía es siempre nueva y renovadora. Procuremos vivir esta novedad recordando y agradeciendo la entrega generosa del Señor. ¡Vayamos a compartir en nuestro mundo, la vida, el gozo y la esperanza, que hemos celebrado!

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados