Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Inician en Cuba celebraciones por los 150 de las Hijas de Jesús

por Redacción Presencia

Fotógrafo Rita Estrada Rondón

Diócesis de Bayamo-Manzanillo, Catedral, 11 de diciembre de 2020: Con la Santa Misa en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María iniciaron en Cuba las celebraciones del Año Jubilar por los 150 años de la fundación de la congregación religiosa de la Hijas de Jesús, que bajo el lema “Un Carisma vivo, un Camino compartido”, se extenderá hasta el 8 de diciembre de 2021.

La Eucaristía tuvo lugar en la Catedral del Santísimo Salvador de Bayamo, presidida por el padre Adam Winski, párroco, y con la participación del P. Witold Lesner, el diácono Raynor Rivera, las Hijas de Jesús radicadas en esta ciudad y fieles de varias comunidades.

En su homilía el P. Adam recordó el sueño de Santa Cándida María de Jesús al fundar dicha congregación, agradeció a las hermanas por su quehacer callado y anónimo, pero intenso y multiplicado en sus frutos, y citó al Papa Francisco quien a través de mensaje audiovisual se dirigió a ellas: “No tengan miedo a meterse, métanse en todas las áreas, en los ámbitos que están gritando la necesidad de un anuncio evangélico, no tengan miedo, siempre que no vayan solas, vayan con el Señor; por eso la vida de oración en ustedes, mujeres de frontera, tiene que ir pegada a las opciones pastorales; de la contemplación y de la lectura de la Escritura a la acción, de ahí a la contemplación; respecto a la adoración pierdan el tiempo adorando, que la oración de adoración sea el homenaje de cada una de ustedes, de todo el Instituto durante este año al Señor que las bendijo con esta gracia, con este carisma”.

El 8 de diciembre de 1871, en Salamanca, Cándida María de Jesús junto a otras cinco mujeres, hace realidad su proyecto confiando en el querer amoroso de Dios: “Fundar una Congregación con el nombre de Hijas de Jesús, dedicada a la salvación de las almas, por medio de la educación e instrucción de la niñez y juventud”.

Desde entonces hasta la actualidad están presentes en 17 países con el propósito de “anunciar la Buena Noticia por medio de la educación integral, la educación de la fe y otras muchas formas de ayudar a crecer a la persona desde dentro”. A Cuba llegaron en 1994 y desde mayo de 1998 cuentan con una comunidad en Bayamo.

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados