Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Ordenan primer diácono permanente en la Diócesis de Bayamo-Manzanillo

por Redacción Presencia

Fotógrafo Lino Valerino

Diócesis de Bayamo-Manzanillo, Catedral de Bayamo, 13 de octubre de 2020: Raynor Amaury Rivera Licea, esposo y padre de familia, ha sido ordenado como primer diácono permanente de la Diócesis del Santísimo Salvador de Bayamo-Manzanillo.

El rito de Ordenación aconteció durante la Eucaristía celebrada el sábado 10 de octubre último en la Catedral de Bayamo, presidida por monseñor Álvaro Beyra Luarca, obispo de Bayamo-Manzanillo.

En su homilía, el prelado recordó que el Dios siempre llama, tiene una misión para cada uno y nos asegura su presencia y protección permanente.

“El Señor sigue llamándonos a colaborar en su plan que es a la vez nuestra salvación, y toda situación crítica es para el hombre de fe simplemente un llamado más apremiante del Salvador, un llamado a encender en medio de la oscuridad, la chispa de la esperanza, a testimoniar la alegría de la salvación”, sentenció el Obispo.

Al igual que los Apóstoles que eligieron a siete varones a quienes impusieron las manos para encomendarles el cuidado de los más necesitados, Mons. Beyra invocó al Espíritu Santo sobre Raynor “para que fortalecido con la gracia de sus siete dones desempeñe con fidelidad su ministerio, resplandezcan en su vida todas las virtudes, el amor sincero, la solicitud por los enfermos y los pobres, la autoridad moderada, la pureza sin tacha y un vivir siempre según el Espíritu”.

Para el cumplimiento de esta sagrada misión, siguiendo las Tradición de la Iglesia, tras ser revestido con la estola y la dalmática, el diácono recibió el Evangeliario, pues a él se le confía proclamar, enseñar y predicar la Palabra de Dios. Después recibió el saludo del Obispo y del reverendo Noelio Suárez Batista, en representación de sus compañeros en el Orden de los Diáconos.

Antes de concluir la alegre y emotiva celebración animada por los cantos del Coro Parroquial, el reverendo Raynor agradeció y pidió la oración de quienes le han ayudado en su crecimiento humano y espiritual e inspiraron a aceptar y asumir esta nueva misión. Luego, con su esposa e hijo, saludó a los fieles llegados desde varias comunidades de la demarcación eclesiástica diocesana.

Junto al Mons. Beyra Luarca, acompañaron al nuevo diácono, Mons. Dionisio García Ibáñez y Mons. Wilfredo Pino Estévez, arzobispos de Santiago de Cuba y Camagüey, respectivamente; presbíteros de esta diócesis, Santiago de Cuba y Holguín.

Los diáconos están llamados a vivir el triple ministerio de servicio: servicio a la Palabra de Dios, servicio a la Eucaristía y servicio en favor de la justicia, la caridad y la paz.

El diácono es un hombre de fe que ha sido llamado por la Iglesia para servir a Dios y a su pueblo, en amoroso servicio a los demás. Él es testigo de Cristo Servidor que vino a servir y a dar la vida para la salvación de todos los hombres.

El diácono Raynor ha escogido como lema de su ministerio: “Ve y haz tú lo mismo” (Lc. 10, 37)

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados