Nosotros Hoy

Servicio de Noticias de la Iglesia Católica en Cuba

Matanzas tiene un nuevo sacerdote

por Rafael Cruz Dévora

Diócesis de Matanzas, Catedral, 15 de agosto de 2019: Con el repique de las campanas se abrían las puertas de la Catedral de Matanzas el 10 de agosto último para recibir a centenares de hermanos en Cristo, invitados a celebrar la ordenación sacerdotal del diácono Orlando Rodríguez. A la hora señalada, Orlando se sumergía en lo más profundo de su entrega para renovar el sí con el que una vez decidió seguir a Jesucristo.

Durante la Santa Misa el Señor fue derramando gracia tras gracia. Monseñor Manuel Hilario de Céspedes, obispo de Matanzas, en la homilía, además de ofrecer las pautas fundamentales de cada uno de los ritos a celebrarse, pidió al ordenando abrirse al gran don que recibiría, no a modo de magia sino de misterio, como recuerda el papa emérito Benedicto XVI.

En cada momento del rito, se respiraba la presencia del Espíritu Santo operante entre los presentes y de manera especial en su hijo, consagrado nuevo sacerdote para siempre según el Corazón de Cristo, Buen Pastor.

Los agradecimientos también se hicieron presentes y, junto a las emociones, no faltó quien entre lágrimas y sollozos besara las manos crismadas del neopresbítero para recibir por medio de ellas la bendición del Señor.

En horas de la tarde del domingo 11 el padre Orlando presidía por primera vez la Eucaristía en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Jovellanos. El color rojo manifestaba la acción de gracias al Espíritu Santo por guiar y acompañar al presbítero a lo largo de su vida y especialmente en el itinerario formativo. La homilía pronunciada por el padre Jesús Marcoleta retaba fuertemente a Orlando a la permanencia y la fidelidad afincadas en la gracia de Cristo que se edifica sobre la naturaleza del hombre.

Entre lágrimas de felicidad bendecía a sus hijos el nuevo padre, invitándolos a acompañarlo cada día desde la oración y comprometiéndose a rezar por ellos.

La alegría en Matanzas se patentiza en el cumplimiento de la obra del Señor entre sus fieles. La Diócesis recita con Orlando su lema sacerdotal: “Me escogió desde el seno de mi madre y me llamó por su gracia”. (Gal 1, 15)

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados