Formación

Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo (Ciclo C) - 23 de junio de 2019


Monición de Entrada:

Queridos hermanos: Cada domingo nos reunimos en torno a Jesucristo, para escuchar su Palabra y alimentarnos con su Cuerpo y Sangre, para renovar nuestra vida y fortalecer nuestra unión con Él, pero hoy es un día especial. Hoy, es el día del Cuerpo y la Sangre de Cristo, en que celebramos la memoria viva y consoladora del amor de Dios por nosotros. En este día se nos invita a contemplar el gran don de ese amor que Jesús nos dejó, al celebrar la Última Cena con sus discípulos, el día antes de su muerte. Comencemos, pues, esta celebración con la alegría de saber que el Señor permanece siempre con nosotros.

Moniciones a las Lecturas:

Primera Lectura: (Génesis 14,18-20)

La lectura del Génesis que escucharemos, nos habla de una ofrenda de pan y vino, que ya desde antiguo anunciaba la Eucaristía.

Salmo Responsorial: (del Salmo 109)

Segunda Lectura: (I Cor. 11, 23-26)

El texto de San Pablo que nos será proclamado, es la narración más antigua de la institución de la Eucaristía.

Secuencia de la Eucaristía

Evangelio: (Lc. 9, 11b.-17)

En el Evangelio de la multiplicación de los panes, San Lucas resalta los gestos de Jesús al instituir la Eucaristía. ¡Aclamemos con gozo la Palabra del Señor!

Oración de los Fieles:

R/ Jesús, escúchanos.

  • Por la Iglesia, para que al celebrar constantemente la Eucaristía se vea enriquecida por sus frutos. Oremos.
  • Por los Obispos, Sacerdotes, Diáconos y Ministros extraordinarios de la Comunión, para que vivan y se fortalezcan con el amor y la devoción a la Eucaristía. Oremos.
  • Por quienes recibirán hoy la primera comunión, para que den testimonio de Cristo, en la familia y en la Iglesia. Oremos.
  • Por quienes nos llamamos cristianos, para que seamos solidarios y misericordiosos con los más necesitados y los que sufren. Oremos.
  • Por las familias cristianas, para que alimentados con el Cuerpo y la Sangre del Señor, se fortalezca la unidad y el amor entre sus miembros. Oremos.
  • Por nuestras comunidades, para que la intimidad con Jesús Eucaristía despierte entre nosotros abundantes vocaciones al sacerdocio, al diaconado permanente y a la vida consagrada. Oremos.
  • Por cada uno de nosotros, para que al ofrecer en la Eucaristía nuestra vida: familiar, social y eclesial, el Señor nos vaya transformando en sus testigos. Oremos.

Comunión:

El Cuerpo y la Sangre de Cristo es el alimento que fortalece nuestros pasos en la peregrinación por este mundo. Acerquémonos a Él con un corazón sincero.

Envío:

Hermanos: El Señor que se nos ha dado como alimento en su Cuerpo y su Sangre, nos invita a ser solidarios y misericordiosos. Vayamos  a nuestras casas y demos testimonio del amor de Dios a nuestras familias y a todos los que nos rodean.

© 2015 Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Todos los derechos reservados